EL AVITURISMO ES CONSERVACION – MESA NACIONAL AVITURISMO

COMUNICADO DE LA MESA NACIONAL DE AVITURISMO

En las últimas semanas autoridades del Sistema Nacional de Áreas de Conservación, han visitado establecimientos de turismo con comederos de fruta o néctar para aves y les han obligado a eliminarles basados en la Ley 7317.

Ante esa situación nos preocupa el actuar de las autoridades, considerando que el aviturismo es uno de los nichos más importantes de este país, y si bien involucra principalmente la observación de aves en entornos naturales, también incorpora la alimentación responsable de aves con fruta fresca o néctar en más de 200 establecimientos que se dedican a la actividad en el país, del cual dependen decenas de empleos en zonas rurales principalmente.

Entre un 20% y un 30% de los turistas que visitan cada año Costa Rica, realizan al menos una actividad de observación de aves, en muchos de estos sitios y emprendimientos los cuales hoy se ven amenazados por el Articulo 116 de la ley de Vida Silvestre, que es generalista y no está reglamentado.

Recientemente el Instituto Costarricense de Turismo lanzó la Ruta Nacional de Aves, para fortalecer este nicho, además de promover nuestro país en Ferias Internacionales y con Fam Tours especializados, pues es un segmento de mercado que fortalece nuestra estacionalidad en el turismo, ya que en Costa Rica es posible observar más de 900 especies de aves, casi el 10% de la avifauna mundial. Hoy ese segmento del cual depende el trabajo de varios cientos de personas, se ve en peligro, además restamos competitividad ante otros países donde alimentación de aves regulada y sostenible es permitida.

Ante esta situación instamos a las autoridades competentes a evaluar el tema y discutirlo con las organizaciones que corresponden, dicha ley nunca fue consultada ante entes que velamos por sector aviturismo y su sostenibilidad. Además, no existen estudios profundos que detallen que haya impactos negativos de un buen manejo de los comederos y las practicas sostenibles que los sitios del país donde se desarrolla actualmente.

Nos ponemos a las órdenes para colaborar y estamos de acuerdo en que se debe establecer regulación y fortalecer las buenas prácticas en manejo de comederos de fruta y néctar en establecimientos turísticos, así como el conocimiento de nuestros socios, algunos con más de 40 años de tener comederos activos.

El mundo vive una crisis de pérdida de especies y las aves no se escapan, acciones como un comedero bien manejado puede asegurar el éxito reproductivo de especies nativas, así como migratorias, además de generar empleo y desarrollo turístico en el país. Tenemos la oportunidad de hacer las cosas bien, pero cerrando establecimientos no es la solución. Creemos en un buen manejo de comederos, combinados con especies nativas, investigación, educación y conservación. Y abrimos nuestra mesa para discutir el tema y que este nicho siga contribuyendo a la economía y la preservación de las aves, uno de nuestros mayores tesoros.